ARMAS DE CORTE

Aunque el cambio es lo único seguro y la vida cambia con cada matiz de la mirada, la mayoría de estos cambios son sutiles, imperceptibles al ojo humano.

Producir un verdadero cambio en nuestra vida es difícil, muchas veces nuestra rutina nos agobia y es por ello que para aquellos a quienes quieren terminar con la rutina, la Escuela de PaKua les otorga una emocionante herramienta para poder sobrellevar, o bien, “dejar atrás” aquellas cuestiones internas de la mano de una de las practicas más adrenalínicas de las ramas marciales.

La práctica de Armas de Corte trabaja de forma intensiva el físico de la persona, tanto en posiciones tensionadas, como en ejercicios aeróbicos que trabajan la velocidad y la resistencia. El complemento, hace del entrenamiento algo muy efectivo y con notorios resultados. El manejo de las armas de filo, se va viendo en forma progresiva, comenzando por sables de caña, para pasar a los de madera y recién comenzar con los metálicos; estudiando un amplio espectro de armas con filo como los cuchillos, espadas y sables en sus múltiples variedades. Esta sucesión se da por el simple hecho de que al ir mejorando en uso de cada arma, se va disminuyendo el riesgo.

Desde lejos podemos afirmar que el saber apreciar el manejo de un Sable, de una Espada, un Sai, un cuchillo, etc. es simplemente obsoleto en los tiempos que corren. Sin embargo, aquel que se anima, vive el instante y encuentra en el manejo de estas armas de filo mucho más que calistenias veloces y movimientos artísticamente destacados; el practicante se inicia en la senda del guerrero, aprende a hacer de su vida un arte, el entrenamiento le lleva al máximo dominio de la precisión de todos sus movimientos, lo que es trasladado al dominio de sí mismo y sus aspectos internos; es decir, a poder ser artífice de su propio destino simplemente desde el momento en el que comprende la importancia de ser guerrero.

El Guerrero nunca fue exitoso por su expresión externa, su entrenamiento físico; aquello que lo llevaba a ser realmente virtuoso era el cuidado de los detalles, la atención, la capacidad de escucharse y, por ende, escuchar al mundo, el coraje, la valentía de vivir el momento, la verdadera nobleza, es decir cuando el ser se eleva por su misma entrega hacia los demás, las virtudes, la ausencia del ego. Es esto lo que aprendemos en las clases de armas de corte.

El camino de la espada es un camino de Códigos, es un camino de Nobleza, donde la pulcritud y pureza del espíritu son unas de sus características principales.

Algunos de los Beneficios de la práctica:

  • · Máximo desarrollo de la concentración y la coordinación
  • · Trabajo muscular intenso
  • · Disciplina
  • · Calma
  • · Introspección